Un pasito palante, un pasito patrás

Preacuerdos, acuerdos y otra vez preacuerdos:

El pasado 27 de noviembre los trabajadores municipales recibimos un comunicado del alcalde para informar “que hemos alcanzado el siguiente acuerdo para mejorar las condiciones generales de los empleados públicos del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, durante el cuatrienio 2016-2019, suscrito con los sindicatos firmantes del actual Convenio Colectivo y Acuerdo para los Funcionarios 2012-2015”.

Menos de una semana después, ayer, 3 de diciembre de 2015, esta sección sindical recibió la convocatoria de una reunión de la Mesa General de Negociación para el próximo día 10 de diciembre, con el objeto de “entablar la negociación legalmente prevista con el fin de que todos los sindicatos legitimados puedan efectuar sus propuestas, negociar y, en su caso, acordar entre ambas partes”. Previamente se informaba que “por el Gobierno local y los sindicatos UGT, CSIF, CCPM y UPM, se ha alcanzado un preacuerdo tendente a la modificación parcial de determinados apartados de los actuales Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios”.

En primer lugar queremos trasladar nuestra perplejidad por una convocatoria que no viene precedida de necesaria denuncia por parte de los firmantes de Acuerdo-Convenio, ineludible a todas luces para iniciar con todas las garantías la “negociación legalmente prevista”.

Además dicho Acuerdo-Convenio se está substanciando en sede judicial, ya que se aprobó por órgano incompetente para ello. “Modificar” el contenido o anexionar llevaría a una vía de corto recorrido, entre otras cosas porque conlleva acuerdos que contravienen la legalidad vigente, y aunque sólo son declaración de intenciones, su existencia está perturbando los derechos de la plantilla a la negociación de sus condiciones de trabajo.

En segundo lugar nuestra sorpresa no es menor al comprobar que el Equipo de Gobierno ha tutelado y enmarcado una “negociación” que excede sus competencias, excluyendo de ella a los sindicatos no aliados. “Negociación” cuyo fruto es el preacuerdo o acuerdo publicitado, que ahora se quiere “legalizar” tras comprobar que no ha sido adoptado por ningún órgano competente para ello. Un acuerdo que, lejos de clarificar propuestas, contribuye al enmarañamiento y la confusión generalizada sobre el alcance y contenido de la negociación.

Por todo ello, y al margen de la opinión que nos pueda merecer el contenido de este acuerdo o preacuerdo,

SOLICITAMOS

  • Que sea anulado ese acuerdo o preacuerdo al no haber sido adoptado por órgano competente alguno
  • Que las partes firmantes procedan a denunciar el convenio-acuerdo y se formalice la constitución de una Mesa Negociadora, comunicándolo a la autoridad competente. Todo ello en aras a iniciar un proceso de negociación legal, claro, transparente y en el que participe el conjunto de la plantilla.
  • Que se defina y se nos dé traslado de las propuestas concretas de la empresa para su estudio y posterior negociación.

Desde Co.bas estamos dispuestos a negociar un nuevo convenio pero con reglas claras, dentro de la legalidad y con todas las garantías de que lo que se acuerde no quedará en papel mojado por cláusulas del estilo de “en la medida de lo posible”. Para ello es necesario iniciar un proceso claro, en el que el conjunto de la plantilla pueda participar, hacer propuestas, recibir información veraz y, finalmente, decidir si sus representantes firman o no firman.

En cualquier caso estamos abiertos a recibir vuestras propuestas y sugerencias para entrar a negociar un nuevo convenio en el caso de que el vigente sea denunciado por los que pueden hacerlo: los firmantes.