Archivo de la etiqueta: Fondo Social

Acuerdos “en la medida de lo posible”

A partir del 21 de diciembre de 2015 (día siguiente a las elecciones generales), todos y todas los empleados públicos percibirán un salario mínimo mensual de 3.618 €, en 14 pagas; vendrán una hora diaria a trabajar, si les apetece, y cobrarán por conceptos retributivos que el Tribunal de Cuentas ha declarado ilegales. También podrán consolidar puestos de trabajo que no están aprobados en los Presupuestos Municipales del año 2016, porque el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz ha salido del rescate a que se había sometido por Acuerdo de Pleno, y ya no tendrá que reducir anualmente el 5% del Capítulo uno (salarios) a que estaba obligado. Tampoco tendrá que abonar los intereses + el capital de la deuda que los anteriores rescates financieros acumulados le exigían.

El Convenio Colectivo (que los tribunales de justicia han declarado ilegal) se reedita, y ya no hay que registrarlo para que la autoridad laboral o la administrativa lo fiscalice.

¡Ah!, y se abonará el 50% de la paga robada durante el primer cuatrimestre… del año catapún.

Todo esto se irá haciendo “en la medida de lo posible”, y “si la normativa estatal impidiera la aplicación de algunos de los puntos”… se aplicará como se ha aplicado en el cuatrienio anterior.

Si piensas que todo esto no es real, quizás deberías preguntarte cuáles son las razones que empujan al Equipo de Gobierno a informar de mala fe y publicitar acuerdos que los firmantes saben que son prevaricación pura y dura.

Se trata exclusivamente de declaraciones de propaganda electoral que el Partido Popular obliga a quienes tienen que pagar facturas, a los viejos y los nuevos firmantes, esos como UPM que nos han estado machacando cuatro años con su “apoliticismo”, con su estar en contra de “negociar” en los despachos, con su obligación de firmar el convenio para “poder” estar en las comisiones de control aunque “no estén de acuerdo”.

La vida nos enseña que los “apolíticos” se asocian con lo peor de la derecha, con la disminución de los derechos democráticos de la plantilla y de la sociedad.

Pero esta pretensión de acabar con el derecho a la negociación colectiva, con pseudoacuerdos secretos al margen de las normas formales establecidas, no resalta la fortaleza de un gobierno, sino su debilidad y su descrédito. En definitiva, el fin que persigue esta infamia es engañar a aquellos a los que llevan 8 años prometiéndoles  cosas que no está en su mente cumplir, engañar a sus correligionarios, e intentar mantener otros cuatro años de “promesas y palabra”… si les ha ido tan bien, ¿por qué cambiar ahora?

Hay que reconocer que en el arte de la palabrería son doctores, pero la realidad es más tozuda que la propaganda: en enero vienen las rebajas, la imposibilidad y la “normativa estatal” que exige un nuevo plan de ajuste.

Romper las reglas del juego en la negociación persigue judicializar las relaciones laborales, y así tener la excusa para señalar falsos culpables cuando las deudas y los impagos sustituyan a las promesas.

UNA ASAMBLEA IMPRESCINDIBLE: ¿Quiénes, cómo y qué negocian en nuestro nombre?

ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES/AS
Jueves, 19 de febrero de 13:00 a 15:00 horas
Casa de la Cultura (c/ Londres, 5)

Desde hace varios años los trabajadores del Ayuntamiento de Torrejón sufrimos un duro ataque a nuestros derechos y condiciones laborales a través de tres vías fundamentalmente:

  • Los ajustes del gobierno central: reforma laboral, bajada de sueldo, supresión de paga extra, aumento de impuestos, fin de aportaciones a plan de pensiones, imposibilidad de crear empleo público, ley de reforma de las administraciones locales etc.
  • El convenio colectivo: que supuso un recorte adicional con el que nos robaron más de 2.000.000 de euros en salarios directos e indirectos (plus de presencia, fondo social y más del 20% de los puestos de trabajo precarizados con su pase a subcontratas)
  • Dos planes de rescate al Ayuntamiento con la contrapartida de reducción continuada de los capítulos presupuestarios de los que salen nuestros sueldos y los de las plantillas de las empresas subcontratadas.

Esto es lo que está ejecutando eficazmente el Equipo de Gobierno. No lo hace porque sean personas intrínsecamente malvadas u obedezcan a intereses partidistas, acusaciones que ellos suelen lanzar a los que no comulgamos con sus ruedas de molino. Este Equipo de Gobierno es simplemente el triste y diligente ejecutor de las recetas de aquellos a los que representa: el poder económico (patronal, grandes constructoras y banca) que han decidido que la crisis económica deben pagarla los trabajadores y que debe saquearse las administraciones públicas para pagar los excesos de la especulación. A cambio de este servicio de saqueo a los ciudadanos y los trabajadores (que incluye desde la reforma de la Constitución a convenios colectivos como el de Torrejón) los poderes económicos untan y mantienen los chiringitos de sus eficaces empleados a través de fórmulas por todos conocidas (condonación de deudas, cajas B, tarjetas black, donaciones ilegales y campañas electorales con financiación irregular)

Pero para que esto funcione bien es imprescindible la complicidad, por activa o por pasiva, consciente o inconsciente de los sindicatos, que avalen con su práctica real estas políticas y desmoralicen a los trabajadores favoreciendo su pasividad, la ruptura de su unidad o el refugio en reivindicaciones corporativas que no amenacen las grandes líneas del ajuste.

¿Cómo lo han hecho en el Ayuntamiento de Torrejón?

  • Desactivando el Comité de Empresa y la Junta de Personal. De forma que prácticamente sólo se reúnen cuando el Equipo de Gobierno los convoca.
  • Huyendo como la peste de cualquier tipo de asamblea en la que el conjunto de los trabajadores puedan pedir responsabilidades a sus representantes, encomendarles tareas o simplemente plantear sus opiniones e intereses.
  • Desnaturalizando la Mesa General de Negociación y aceptando de hecho un papel subalterno respecto a la empresa que es la que decide cómo, cuándo y qué se “negocia”. El último capítulo del esperpento es la transformación de la Mesa General de Negociación en una mesa “técnica” en la que solo pueden estar quienes estén de acuerdo con lo que la empresa y sus cómplices sindicales ya han decidido previamente

Porque esa es la piedra angular donde se apoya la estrategia de unos y otros.

  • El Equipo de gobierno persigue con esta nueva modificación del convenio (ver últimos comunicados de alcaldía) la aceptación del huevo de pascua que este conlleva: IMPEDIR QUE EN LA SIGUIENTE NEGOCIACION SE PUEDA REIVINDICAR, CUANTO MENOS, RECUPERAR LAS CONDICIONES SALARIALES Y LABORALES ANTERIORMENTE EXISTENTES.
  • Para repartir los 100.000 € del Fondo Social hay que dejar una fianza a fondo perdido de 2 millones. Una “negociación” ruinosa para los trabajadores.

A cambio de la impagable ayuda de la mayoría sindical para ejecutar sus planes de ajuste y recorte, la empresa recompensa a los dirigentes sindicales con pequeñas prebendas, privilegios y corruptelas (sobresueldos, recolocaciones, contratación de familiares etc.) que sirven de lubricante a este sistema de triturar derechos

Co.bas impugnó a finales de 2012 el Convenio colectivo de los recortes, y desde noviembre de 2014 está visto para sentencia. El ganar esa demanda no garantiza de entrada la mejora de las condiciones, pero abriría un escenario sin el hacha del convenio de los engaños sobre nuestras cabezas

Desde Co.bas entendemos la desmoralización de la plantilla. Cunde la impresión de que desde hace años los trabajadores sólo encadenamos una derrota tras otra. Pero ese es el clima que quiere extender el Equipo de Gobierno y sus aliados sindicales: aceptarlo no colocará a ninguno de nosotros/as al margen de nada, solo nos meterá a todos/as en el inicio de una nueva vuelta de tuerca dentro de la espiral de recortes y ajustes sin fin.

Desde Co.bas no tenemos recetas milagrosas para revertir la situación. Pero creremos que para empezar a andar el camino en la recuperación de nuestros derechos la estación de salida debe ser una ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES, donde entre todos/as decidamos hacia dónde queremos ir y qué vías vamos a utilizar para ello.

Por ello os convocamos a una
ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES/AS
Jueves, 19 de febrero de 13:00 a 15:00 horas
Casa de la Cultura (c/ Londres, 5)

  • Debatiremos sobre los acontecimientos de las últimas semanas (desde la convocatoria unitaria de concentración a los acuerdos públicos y secretos a los que se han llegado)
  • Queremos aprovechar también la asamblea para debatir y proponer, en la convocatoria de elecciones sindicales, una lista que anteponga los intereses de la plantilla a las siglas, cuyo único requisito sea la representación de ésta a través de la toma de acuerdos por los/as trabajadores/as, la información permanente de los debates y propuestas, y la consulta antes de firmar acuerdos trascendentes.

Continuamos informando ….

Sabemos que en tiempos de miedo e incertidumbre, como los que reinan hoy entre la plantilla del Ayuntamiento, atenazada entre un elevado número de precarios/as y la conciencia de que la supuesta mejora de la economía no afecta más que a las grandes empresas, no resulta popular cuestionar las soluciones milagrosas que se ofrecen.

Nosotros, frente a la práctica de la mayoría sindical de no informar y de impedir sistemáticamente que los trabajadores/as se reúnan, discutan y decidan, creemos que tenemos el deber de decirles la verdad e invitarles a que sean ellos quienes mandaten a sus representantes.

Como siempre, cuando señalamos las contradicciones y los intereses ocultos de lo que se dice, se nos responde con una campaña de falsas acusaciones entre las que siempre destaca que nos oponemos a las “mejoras” de los trabajadores/as. Para quien tenga un mínimo de honradez están nuestros escritos, donde comprobar nuestras posiciones frente a la reiteración de las calumnias… lo lamentamos, pero si quieres tener un mínimo de comprensión de lo que ocurre, tendrás que dedicar un tiempo a la lectura.

Preámbulo: Escrache en el Pleno

Mientras el Gobierno de la nación aprueba la “Ley mordaza” para criminalizar la oposición popular a sus políticas, cuando todavía recordamos el escándalo que el PP montó cuando aparecieron los escraches contra su política de desahucios que arrojaba y arroja a tantas familias a la calle, durante el pleno municipal del pasado día 28 se asistió a la transformación de una asamblea de afiliados de UGT en un escrache en toda regla contra los concejales del PSOE e IU para obligarles a que votaran la moción del Alcalde.

El PP y el Alcalde lo ampararon sin ruborizarse, y lo redondearon con la emisión “ipso facto” del último comunicado de Alcaldía.

En nuestro comunicado de respuesta al del Alcalde ya dijimos que se iniciaba la caza de brujas. Con la misma claridad queremos señalar que se está creando un clima de tensión que, dado lo que está en juego para algunos, puede desembocar en situaciones graves. En este clima tienen su parte de responsabilidad el Equipo de Gobierno y el Alcalde.

La reunión de la negociadora del jueves 29

La proximidad de las elecciones sindicales y locales-autonómicas ha disparado el nerviosismo. Pensamos que aparte de los recortes del Gobierno nacional con el Plan de Ajuste aplicado al conjunto de las Administraciones, en el Ayuntamiento de Torrejón, a través de la rebaja del plus de presencia, eliminación del dinero destinado a la valoración de puestos de trabajo, etc., se ha realizado un recorte suplementario vía convenio.

La imposibilidad de presentarse a las sindicales con el balance de un convenio de pérdidas, y el miedo a perder el gobierno municipal, actúan de aglutinador de intereses entre partes. La respuesta ha sido el “acuerdo” PP-UGT-CSIF del que se viene hablando desde mediados de mes, cuyo último episodio ha transcurrido en la reunión de la Comisión negociadora del 29, de la que lo más destacado, en nuestra opinión, fue:

La aprobación de las Bases Específicas de Sargentos correspondientes a la OEP 2015, que fueron el detonante de la convocatoria de una concentración en la plaza firmada por todos los sindicatos. Esto quiere decir que con el voto favorable de UGT y CSIF, el Equipo de Gobierno ha conseguido imponer su política de pagos a su clientela.

En los llamados Criterios de distribución de 100.000 € de acción social para el año 2015, nuestras preguntas dejaron al descubierto las chapuzas del “acuerdo”: en la misma moción de Alcaldía se dice que esa cantidad se podrá distribuir en “Fondo Social y/o Plan de pensiones, la productividad y los premios de fidelidad”… para terminar aprobando que sólo se destinará a “acción social”. Al preguntarles qué era lo bueno, y recabarles el pertinente informe económico que avalara las cantidades en el Presupuesto municipal, lo de siempre, echan la culpa a quien no está allí: a Intervención, que sólo informa “verbalmente”. Al final acabaron como suelen: montarán otra reunión secreta para preparar una nueva coartada.

Finalmente, en el punto central a debate, la Creación de la Mesa Técnica para procesos de funcionarización, consolidación de empleo y promoción interna, valoración de puestos de trabajo, lo primero lo que adelantábamos en nuestra respuesta al Alcalde: se nos expulsó con la excusa de que esta mesa derivaba del convenio que no firmamos. Además, impusieron que en la mesa sólo habrá un representante por sindicato, más un “asesor”… parece que no se fían ni de sí mismos y esta mesa tiene que restringirse al máximo. Por lo demás, ninguna aclaración de criterios, afectados, etc.

Qué defendemos

Frente a la campaña de fuegos artificiales y carrozas engalanadas, la realidad es que el PP ha solicitado dos rescates, que junto a la intervención absoluta por parte de Hacienda de los recursos económicos municipales para hacer frente al pago a proveedores, le impiden hacer nada diferente a lo que está haciendo: continuar con el recorte de salarios y de servicios, y aumentar las privatizaciones.

Este rescate obliga a bajar anualmente el 5% de los gastos de personal, de las contratas, prohíbe expresamente la oferta de empleo (salvo policía, sanidad y educación), y que se cubran las vacantes producidas por jubilaciones, así como cualquier proceso de consolidación, incluso los que estuvieran pendientes.

¿Será por todo esto, o por la Ley general de presupuestos del estado, por lo que Alcaldía dice “que estos procesos son de tal complejidad de llevar a cabo […] que requieren desde sus primeros pasos de un consenso entre todos los sindicatos y partidos políticos”? ¿O lo dirán porque si el asunto se enreda así ya tienen algún disidente al que hacer aparecer como culpable?

Nosotros proponemos no engañar a la plantilla: que se informe exactamente de los criterios de funcionarización, mecanismos a seguir, monto económico que implica y a quién podría afectar. E idéntico esquema para la valoración de puestos de trabajo y para la consolidación. Y que después de informarla, se recabe la opinión de la plantilla para poder contar con su apoyo si se necesitara.

Finalmente, frente a las campañas de difamación: COBAS EN NINGUN MOMENTO HA MANIFESTADO SU POSICION SOBRE LA TAN MANIDA VALORACION, CONSOLIDACION Y FUNCIONALIZACION, PORQUE NOSOTROS NO PODEMOS AVALAR NI RECHAZAR NADA CUYO CONTENIDO DESCONOCEMOS Y SE NOS OCULTA.

En pleno proceso de elecciones sindicales, convocadas por UGT-CCOO y CSIF para marzo, ¿van a firmar un convenio? Con el presupuesto recién aprobado, ¿lo va a modificar el PP? Con la esperada visita de fiscalización de cuentas municipales, ¿se van a ir de copas?

Sabemos que es difícil debatir con unos acontecimientos que evolucionan deprisa, pero llamamos a la plantilla a que discuta, pregunte… porque lo que está en juego es el futuro de todos/as.

Valoración del acuerdo del Equipo de Gobierno con UGT y CSIF

Antes de ayer se celebró una reunión de la Mesa de negociación en la que el Equipo de Gobierno presentó una propuesta sin posibilidad de estudio: es decir, que venía previamente cocinada entre bambalinas. Nada más acabar dicha reunion, Alcaldía emite un comunicado oficial en el que dice haber llegado a un acuerdo con UGT y CSIF por el que, “tras haberse superado la recesión económica”, se compromete a destinar 100.000 € este año 2015 al Fondo Social, “procedentes de ahorro sobrevenido (sic) sin que suponga incremento de la masa salarial”, y subidas semejantes para los cuatro años siguientes.

Pero, si existe “ahorro sobrevenido”, ¿por qué la Junta de Gobierno detrae de la partida presupuestaria de la Seguridad Social 21.539, 60 € para pagar las 4 plazas de Sargento?… cantidad sacada de un presupuesto que era “DEFINITIVO”, según escriben y aprueban

No, no se han vuelto locos, la presión en pleno proceso electoral les ha hecho maniobrar, confirmando que sólo la lucha permite hacerles retroceder.

Pero este supuesto acuerdo está lleno de trampas: en primer lugar pretenden dejar una patata caliente al futuro Gobierno municipal y al siguiente, con una especie de anexo al convenio de dudosa ultraactividad legal.

En segundo lugar vuelven a reeditar la misma cantinela que en la firma del convenio: “no es posible efectuar la consolidación de empleo, la promoción o la funcionarización porque es precisa la unanimidad”. Quieren que la culpa de esa situación, de casi imposible encaje legal, sea de los que por estar en minoría con su voto no pueden alterar los resultados.

En esencia lo tangible de la propuesta es que dan 100.000 € (ciento y poco por empleado) si los sindicatos (todos) y las fuerzas políticas se alían para estafar a la ciudadanía, negándoles el derecho a poder entrar a trabajar en la administración… Algún día tendrán que responder de esta forma de acceso sólo para sus familiares y afiliados.

Pero los trazos gruesos de la propuesta son los que se ocultan. Con la aprobación del convenio nos robaron más de dos millones de € en salarios directos e indirectos (plus de presencia, fondo social, plan de pensiones); se embolsaron 300.000 € de la Valoración de Puestos de Trabajo; nos robaron condiciones laborales: más del 20% de los puestos de trabajo han pasado a las subcontratas con la mitad de salario; nos robaron como ciudadanos aumentado el coste de los servicios con unos sueldos congelados… y en prueba de su “arrepentimiento” ofrecen 100.000 € y promesas de dudosa aplicación futura.

Las maniobras del Equipo de Gobierno y sus acólitos van a continuar para intentar coger aire. Nuestra obligación como trabajadores/as es continuar la presión y exigir a nuestros representantes que se debata previamente cualquier acuerdo. Y ello con nuestros recursos: la ASAMBLEA DE TODA LA PLANTILLA.