Archivo de la etiqueta: Elecciones sindicales

Carta a los trabajadores: Ahora puedes cambiar las reglas de juego

El pasado 19 de febrero Co.bas convocó una asamblea general en la que, ante las elecciones sindicales, lanzamos la propuesta de formar “una lista que anteponga los intereses de la plantilla a las siglas, cuyos únicos requisitos sean la representación de ésta recogiendo los acuerdos tomados por los/as trabajadores, la información permanente de los debates y propuestas y la consulta antes de firmar acuerdos trascendentes”

El 12 de marzo volvimos a convocar otra asamblea general para dar cuenta de los resultados de nuestros contactos con otros sindicatos y permitir a éstos que expusieran su posición si así lo querían.

Lamentablemente, a pesar de que hemos estado abiertos a discutir las modalidades de candidatura, orden de listas, respeto a la personalidad, independencia y programa de cada sindicato, con la única condición indiscutible de que el trabajo de los futuros representantes pasara por la información y consulta a la plantilla, no ha sido posible ningún acuerdo ni discusión en profundidad del mismo, porque ninguno de los sindicatos a los que nos hemos dirigido lo ha aceptado (CCOO, UPM y CSIT)

En una situación política general en la que se están produciendo cambios profundos, en la que parece que se acaban las mayorías aplastantes, en la que ha resurgido la voz de los oprimidos frente a un sistema que sólo trabaja para minorías privilegiadas, en el campo sindical y en nuestro ayuntamiento en concreto, también se abre esa perspectiva.

Pero para conseguir que la opinión de los trabajadores/as cuente de verdad, que los órganos de representación vuelvan a funcionar, que se acabe el sistema clientelar y el parasitismo, acabar con la destrucción de los servicios públicos, hay que dar pasos en concreto. Y el primero es enfrentarse a unas elecciones sindicales que funcionan con un sistema electoral profundamente antidemocrático, que prima a las mayorías. Si de verdad queremos cambiar las cosas, hay que poner por delante los intereses de los trabajadores/as frente a los aparatos sindicales.

En su día veremos cuáles son los resultados de esta decisión de no unificar fuerzas para echar a los que fomentan un sindicalismo subordinado a la empresa a cambio de prebendas personales.
Co,bas seguirá trabajando en la medida de sus fuerzas por cambiar la situación y el tipo de sindicalismo que se practica en nuestro Ayuntamiento. Más allá de las elecciones seguiremos intentando llegar a acuerdos de unidad que beneficien a la plantilla y cuenten con ella.

Como parte de nuestra metodología para cambiar las cosas en los hechos concretos, adjuntamos el borrador de nuestro programa para que los trabajadores puedan discutirlo y aportar sus ideas. Paras las aportaciones podéis dirigiros a nuestros delegados/as sindicales y escribirnos a: cobastorrejon@gmail.com, torrejón@cobas,es o en la página web torrejón.cobas.es

Para afrontar el futuro…

La ruidosa campaña de mejora de la economía no puede ocultarnos que esa mejora se circunscribe a la banca y las grandes empresas, y que se asienta sobre la salvaje destrucción de los derechos sociales y las condiciones laborales de la población trabajadora.

Tampoco puede ocultar otras cifras que nos afectan directamente como empleados/as públicos: oficialmente se reconoce que la deuda pública asciende al 98% del PIB, lo que quiere decir que pasada la actual temporada electoral continuarán los recortes; que la actual “suspensión de hecho” de la aplicación de la Ley de reforma de las administraciones públicas dará paso a la continuación de la privatización de servicios, de bajadas salariales, de la precarización de empleo, mujer, servicios sociales, cultura, educación etc… pero eso será si los trabajadores/as no hacemos cambiar las cosas.

Y debemos cambiarlas en cada sitio concreto. Por eso la importancia de las próximas elecciones sindicales, porque para enfrentar el futuro en nuestro ayuntamiento, enfangado en una deuda creciente, lo primero que tenemos que conseguir es cambiar radicalmente las relaciones entre los trabajadores/as y sus representantes, y entre éstos y al empresa.

Por ello nuestras máximas apuestas son: que sea norma informar y consultar la platilla, que sea norma obedecer a lo que democráticamente se decida, que sea norma que los órganos de representación funcionen y no, como ahora, sólo se reúnan cuando los convoca la empresa, que finalice el cambalache secreto de los “representantes” y la empresa.

Y también lo son luchar por la recuperación de derechos y salarios contra las privatizaciones, contra la precarización de los puestos de trabajo.

Como el futuro será difícil, será esencial conseguir la unidad de la plantilla, sin ocultar que hoy está dividida y desmovilizada, que hay intereses contrapuestos que sólo se podrán recuperar desde el debate y el respeto mutuo.

Así que cada trabajador/a llamado a votar tiene la opción de elegir entre continuar con el actual estado de cosas o apostar por cambiarlo

… recupera tu voz, pon tu destino en tus manos

Qué comité y qué Junta queremos

  • No queremos unos órganos alejados de la problemática de los trabajadores/as.
  • Queremos unos órganos de representación que luchen contra todo intento de privatización de los servicios y que los defiendan públicos, de calidad y al servicio de los ciudadanos.
  • Queremos unos órganos que no permitan que sigamos perdiendo puestos de trabajo (en los últimos años hemos perdido más del 20%) que no acepten la doble escala salarial, que las nuevas contrataciones puedan ser a tiempo parcial y sin la obligación de pasar a plantilla indefinida, ni más medidas que empeoren nuestras condiciones laborales.
  • Queremos órgano que impulsen la transparencia en su funcionamiento, que informen de las reuniones y negociaciones que mantienen con la empresa, y que cuando sus miembros terminen sus mandatos vuelvan a su puesto de trabajo. No queremos liberados/as eternos que termina siendo “funcionarios” al servicio de la empresa.
  • Queremos órganos que rindan cuentas del uso de las horas sindicales, horas que se utilicen únicamente para la defensa de los intereses de toda la plantilla, para recorrer los puestos de trabajo y nunca sean utilizadas para negociar beneficios personales.
  • Queremos que impulsen la democracia, haciendo cada vez que sea necesario asambleas por sector o generales, soberanas para tomar decisiones. Pero no queremos asambleas sólo informativas, convocadas sin tiempo suficiente, sin tener un orden del día claro y dónde no se tiene en cuenta la opinión de los trabajadores/as.
  • Queremos delegados que puedan ser revocados en asamblea cuando la plantilla entienda que no están cumpliendo con sus deberes y obligaciones.
  • Queremos que busquen la unidad de la plantilla del Ayuntamiento con el resto de trabajadores/as. Que llamen a ser solidarios con las luchas de la clase obrera y los movimientos sociales porque sólo así, con la unidad, podremos acabar con las reformas laborales y los recortes sociales que son la ruina de los trabajadores/as.
  • No queremos en el Comité ni en la Junta a cómplices de las reformas laborales que tanto daño y retroceso han causado a la clase trabajadora.

Ahora puedes cambiar las reglas del juego

UNA ASAMBLEA IMPRESCINDIBLE: ¿Quiénes, cómo y qué negocian en nuestro nombre?

ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES/AS
Jueves, 19 de febrero de 13:00 a 15:00 horas
Casa de la Cultura (c/ Londres, 5)

Desde hace varios años los trabajadores del Ayuntamiento de Torrejón sufrimos un duro ataque a nuestros derechos y condiciones laborales a través de tres vías fundamentalmente:

  • Los ajustes del gobierno central: reforma laboral, bajada de sueldo, supresión de paga extra, aumento de impuestos, fin de aportaciones a plan de pensiones, imposibilidad de crear empleo público, ley de reforma de las administraciones locales etc.
  • El convenio colectivo: que supuso un recorte adicional con el que nos robaron más de 2.000.000 de euros en salarios directos e indirectos (plus de presencia, fondo social y más del 20% de los puestos de trabajo precarizados con su pase a subcontratas)
  • Dos planes de rescate al Ayuntamiento con la contrapartida de reducción continuada de los capítulos presupuestarios de los que salen nuestros sueldos y los de las plantillas de las empresas subcontratadas.

Esto es lo que está ejecutando eficazmente el Equipo de Gobierno. No lo hace porque sean personas intrínsecamente malvadas u obedezcan a intereses partidistas, acusaciones que ellos suelen lanzar a los que no comulgamos con sus ruedas de molino. Este Equipo de Gobierno es simplemente el triste y diligente ejecutor de las recetas de aquellos a los que representa: el poder económico (patronal, grandes constructoras y banca) que han decidido que la crisis económica deben pagarla los trabajadores y que debe saquearse las administraciones públicas para pagar los excesos de la especulación. A cambio de este servicio de saqueo a los ciudadanos y los trabajadores (que incluye desde la reforma de la Constitución a convenios colectivos como el de Torrejón) los poderes económicos untan y mantienen los chiringitos de sus eficaces empleados a través de fórmulas por todos conocidas (condonación de deudas, cajas B, tarjetas black, donaciones ilegales y campañas electorales con financiación irregular)

Pero para que esto funcione bien es imprescindible la complicidad, por activa o por pasiva, consciente o inconsciente de los sindicatos, que avalen con su práctica real estas políticas y desmoralicen a los trabajadores favoreciendo su pasividad, la ruptura de su unidad o el refugio en reivindicaciones corporativas que no amenacen las grandes líneas del ajuste.

¿Cómo lo han hecho en el Ayuntamiento de Torrejón?

  • Desactivando el Comité de Empresa y la Junta de Personal. De forma que prácticamente sólo se reúnen cuando el Equipo de Gobierno los convoca.
  • Huyendo como la peste de cualquier tipo de asamblea en la que el conjunto de los trabajadores puedan pedir responsabilidades a sus representantes, encomendarles tareas o simplemente plantear sus opiniones e intereses.
  • Desnaturalizando la Mesa General de Negociación y aceptando de hecho un papel subalterno respecto a la empresa que es la que decide cómo, cuándo y qué se “negocia”. El último capítulo del esperpento es la transformación de la Mesa General de Negociación en una mesa “técnica” en la que solo pueden estar quienes estén de acuerdo con lo que la empresa y sus cómplices sindicales ya han decidido previamente

Porque esa es la piedra angular donde se apoya la estrategia de unos y otros.

  • El Equipo de gobierno persigue con esta nueva modificación del convenio (ver últimos comunicados de alcaldía) la aceptación del huevo de pascua que este conlleva: IMPEDIR QUE EN LA SIGUIENTE NEGOCIACION SE PUEDA REIVINDICAR, CUANTO MENOS, RECUPERAR LAS CONDICIONES SALARIALES Y LABORALES ANTERIORMENTE EXISTENTES.
  • Para repartir los 100.000 € del Fondo Social hay que dejar una fianza a fondo perdido de 2 millones. Una “negociación” ruinosa para los trabajadores.

A cambio de la impagable ayuda de la mayoría sindical para ejecutar sus planes de ajuste y recorte, la empresa recompensa a los dirigentes sindicales con pequeñas prebendas, privilegios y corruptelas (sobresueldos, recolocaciones, contratación de familiares etc.) que sirven de lubricante a este sistema de triturar derechos

Co.bas impugnó a finales de 2012 el Convenio colectivo de los recortes, y desde noviembre de 2014 está visto para sentencia. El ganar esa demanda no garantiza de entrada la mejora de las condiciones, pero abriría un escenario sin el hacha del convenio de los engaños sobre nuestras cabezas

Desde Co.bas entendemos la desmoralización de la plantilla. Cunde la impresión de que desde hace años los trabajadores sólo encadenamos una derrota tras otra. Pero ese es el clima que quiere extender el Equipo de Gobierno y sus aliados sindicales: aceptarlo no colocará a ninguno de nosotros/as al margen de nada, solo nos meterá a todos/as en el inicio de una nueva vuelta de tuerca dentro de la espiral de recortes y ajustes sin fin.

Desde Co.bas no tenemos recetas milagrosas para revertir la situación. Pero creremos que para empezar a andar el camino en la recuperación de nuestros derechos la estación de salida debe ser una ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES, donde entre todos/as decidamos hacia dónde queremos ir y qué vías vamos a utilizar para ello.

Por ello os convocamos a una
ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES/AS
Jueves, 19 de febrero de 13:00 a 15:00 horas
Casa de la Cultura (c/ Londres, 5)

  • Debatiremos sobre los acontecimientos de las últimas semanas (desde la convocatoria unitaria de concentración a los acuerdos públicos y secretos a los que se han llegado)
  • Queremos aprovechar también la asamblea para debatir y proponer, en la convocatoria de elecciones sindicales, una lista que anteponga los intereses de la plantilla a las siglas, cuyo único requisito sea la representación de ésta a través de la toma de acuerdos por los/as trabajadores/as, la información permanente de los debates y propuestas, y la consulta antes de firmar acuerdos trascendentes.