Siguiente…

Hace un año el Partido Popular acordó desterrar al único representante que el sindicato CO.BAS. tiene el la Junta de Personal, órgano de representación de los funcionarios Municipales, con el silencio del resto de los sindicatos y la «oposición», anteponiendo la «resignación» frente a las arbitrariedades al mantenimiento de mezquinos privilegios.

Con esta medida se pretendía mostrar la «inutilidad» de oponerse al plan de saqueo que significaba el convenio colectivo reduciendo los salarios de la plantilla municipal para pagar la millonaria deuda que ha contraído el Partido Popular en el municipio de Torrejón de Ardoz, para despedir a decenas de trabajadores/as con dinero publico y dar cobertura a un entramado de familiares ligados al equipo de gobierno metidos a dedo en la plantilla municipal y en los servicios subcontratados.

Como muestra esta el caso del antiguo Concejal de Personal que «enchufó» a su compañera y fue «cesado de sus funciones para seguir mejorando», según cuentan, cuando la razón que les movió es que les salpicara lo menos posible el proceso judicial abierto.

Con el traslado de nuestro delegado sindical, iniciamos una reclamación judicial, que está en marcha y en la cual no han tenido ningún reparo en manipular los hechos con la mayor impunidad, de cara a proseguir con esa politica de acoso.

Frente a este nuevo atropello hemos iniciado otro procedimiento para depurar responsabilidades. Ya ha pasado el tiempo suficiente para comprobar que las bondades del convenio colectivo no eran mas que la antesala de la precarización laboral y de la bajada de salarios.

La impugnación de este, sigue su curso y los que reventaron el Comité de Empresa, la Junta de Personal y el derecho a la negociación colectiva han sido obsequiados con las migajas de colocarse ellos y sus familiares, continuar «liberados», a cambio de otro periodo de silencio cómplice.

Esta en nuestras manos parar esta sangría, pero para ello hay que levantar muchas voces

¡QUE SE VAYAN YA!