Las cosas no son tan sencillas

(Reunión de la Mesa General de Negociación del 15 de diciembre de 2015)

Frente a lo que nos vendió firmado por el alcalde como acuerdo cerrado, van aflorando las contradicciones del proceso en que se han embarcado el Equipo de Gobierno y sus sindicatos. Y la última reunión de la Mesa General de Negociación ha sido otra muestra.

En ella la empresa sostuvo que los que estábamos negociando era un nuevo convenio, con validez para los próximos cuatro años, mientras UGT y UPM hablaban de que se ha prorrogado el convenio y los nuevos acuerdos son sólo modificaciones a éste.

Puede parecer una discusión bizantina, pero no lo es: la empresa expresó su temor de que si el recurso a la sentencia de anulación del convenio que Co.bas ganó, vuelve a darnos la razón, se caerán el convenio antiguo y los nuevos acuerdos asociados. Por ello plantean esto como un nuevo convenio, eso  sí, negociación que pasa de los “formalismos” que exigiría la apertura de la negociación colectiva… o no, porque sorprendentemente informaron ¡que han comunicado a la Dirección General de Trabajo que se han iniciado negociaciones!

Los sindicatos firmantes del “acuerdo-preacuerdo-propuesta” o lo que sea, son muy conscientes de que los añadidos son ilegales, luego la única oportunidad que tiene de darles un barnizado es firmar algo que no pase por ningún registro legal, y en consecuencia no pueda ser tutelado por ningún organismo laboral o administrativo.

Otro problema que afloró es sobre los firmantes. La empresa es muy consciente de que necesita la máxima unidad para que no descarrile el tinglado. Por ello aboga por prolongar la negociación, para ver si finalmente CSIT y CCOO, que han optado por presentar propuestas, al final se unen. Para UGT y UPM la cuestión urge, para ellos el acuerdo está cerrado, sólo queda que la empresa se pronuncie si incluye o no las propuestas de los nuevos (aunque hay que señalar que en la reunión anterior, UGT comentó que tenía nuevas propuestas firmadas por tres sindicatos…¿?)

La sesión se cerró con un nuevo emplazamiento para el jueves 17.

Si se tuerce todo este jaleo, ya sabemos que seremos señalados como culpables oficiales. Pero no nos da miedo, insistimos

  • ¿Queremos una negociación? Sí, pero con participación y referendo por la platilla
  • Queremos que no se engañe: deben señalarse con claridad los procedimientos en asuntos tan esenciales como la consolidación y la funcionarización.
  • Deben detenerse los traslados y las promociones laborales a dedo desde ya, puesto que dicen que van a volverlas a regular, aunque el convenio fija claramente cómo hacerlas y se haya venido incumpliendo sin ningún rubor.