Continúan los recortes

Convocamos Asamblea general el 21 de abril para debatir la situación del Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios

Continúan los recortes, y ya casi, casi hay unanimidad en que sean los empleados/as municipales y los ciudadanos/as los que paguen los ajustes de una deuda y una crisis que no hemos generado y que solo beneficia a una minoría.

Porque eso y no otra cosa, es lo que se votó por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz de 14 de abril, coincidente con el 85 aniversario de la II República. Se aprobaron las nuevas amputaciones exigidas por la Delegación de Gobierno y la Comunidad de Madrid a una propuesta de Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios que ya venían recortados con relación a los anteriores. Unos recortes a los que a última hora, el mismo día y por urgencia, se sumó una nueva amputación en el preámbulo, del que se liquidó la referencia al proceso restringido para los eventuales, dando por resultado una nueva chapuza, ya que lo aprobado para el convenio carece de legitimación por no contar con el respaldo suficiente de la representación social del personal laboral en el momento de la aprobación… otro episodio en esta cambiante novela, donde hay que esperar a la ocurrencia siguiente para ver los efímeros y coyunturales desenlaces que se van sucediendo.

Tres cosas han estado encima de la mesa durante la discusión de los actuales acuerdos:

  • La restitución de la jornada de 35 horas que ya disfrutábamos en el convenio y los días de libre disposición.
  • El mantenimiento del salario diferido como eran los premios de fidelidad de 25, 30 y 35 años.
  • Y la consolidación (funcionarización, mantenimiento….) del empleo.

Todo ello “salvaguardado” con el Convenio 2008-2011, más allá de las diferencias que teníamos con el mismo.

A veces nos enojamos cuando un/a compañero/a nos aborda y nos pregunta lo de ¿qué hay de lo mío?, nos contraría porque pensamos que hay que preocuparse un poco más por lo de todos/as. Pero a estas alturas debemos de responder a ¿QUÉ HAY DE LO NUESTRO?, y qué consecuencias tiene lo aprobado:

La jornada es la que determina el Gobierno y por consiguiente, al no estar reglamentada, su cumplimiento será una graciosa concesión a voluntad del Equipo de Gobierno, que no se podrá reclamar pues no tiene ningún soporte en que apoyarse, y lo mismo sucederá con los “excesos de jornada”.

Los premios de “fidelidad”, planes de pensiones, ayudas… con los que podemos estar o no de acuerdo en su distribución, criterio, etc… Pero lo que son indudablemente MASA SALARIAL, y, por tanto, con su eliminación ¡¡¡gana la banca!!!, que se queda con lo que es de todos/as.

Podemos estar en desacuerdo en los “manejos” y en los métodos de contratación, en poner en un mismo saco a quien ha accedido a un puesto de trabajo vía dedo, por la judicial por estar su contrato en fraude de ley, concurso publico temporal, servicio municipalizado, etc… Pero al reducir el mantenimiento del empleo a la fórmula que dice el EBEP, es prometer NADA DE NADA, es aumentar la incertidumbre de los afectados/as.

Y mientras, en la anunciada Valoración de Puestos de Trabajo que deja manga ancha al gobierno municipal para hacer y deshacer a su antojo, se mantiene ligada su aplicación al año próximo con la promesa de incrementar como mínimo el 2% de la masa salarial + el 4% aproximadamente consolidable para la Policía Local de manera individualizada. ¿No nos encontraremos detrás de esas promesas próximamente la sorpresa de su imposible cumplimiento por “imperativo legal” y por carecer de soporte presupuestario?

Ante esta complicada situación nosotros llamamos a la plantilla a debatir, aclarar que es lo que ocurre y decidir qué medidas tomar. Porque antes del amanecer vienen las horas más negras.

El jueves 21 de abril de 2016 os invitamos a una ASAMBLEA GENERAL que convocamos a las 14:00 horas en el Salón de actos de la Casa de la Cultura