Archivo de la categoría: Pleno Municipal

Continúan los recortes

Convocamos Asamblea general el 21 de abril para debatir la situación del Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios

Continúan los recortes, y ya casi, casi hay unanimidad en que sean los empleados/as municipales y los ciudadanos/as los que paguen los ajustes de una deuda y una crisis que no hemos generado y que solo beneficia a una minoría.

Porque eso y no otra cosa, es lo que se votó por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz de 14 de abril, coincidente con el 85 aniversario de la II República. Se aprobaron las nuevas amputaciones exigidas por la Delegación de Gobierno y la Comunidad de Madrid a una propuesta de Convenio Colectivo y Acuerdo de Funcionarios que ya venían recortados con relación a los anteriores. Unos recortes a los que a última hora, el mismo día y por urgencia, se sumó una nueva amputación en el preámbulo, del que se liquidó la referencia al proceso restringido para los eventuales, dando por resultado una nueva chapuza, ya que lo aprobado para el convenio carece de legitimación por no contar con el respaldo suficiente de la representación social del personal laboral en el momento de la aprobación… otro episodio en esta cambiante novela, donde hay que esperar a la ocurrencia siguiente para ver los efímeros y coyunturales desenlaces que se van sucediendo.

Tres cosas han estado encima de la mesa durante la discusión de los actuales acuerdos:

  • La restitución de la jornada de 35 horas que ya disfrutábamos en el convenio y los días de libre disposición.
  • El mantenimiento del salario diferido como eran los premios de fidelidad de 25, 30 y 35 años.
  • Y la consolidación (funcionarización, mantenimiento….) del empleo.

Todo ello “salvaguardado” con el Convenio 2008-2011, más allá de las diferencias que teníamos con el mismo.

A veces nos enojamos cuando un/a compañero/a nos aborda y nos pregunta lo de ¿qué hay de lo mío?, nos contraría porque pensamos que hay que preocuparse un poco más por lo de todos/as. Pero a estas alturas debemos de responder a ¿QUÉ HAY DE LO NUESTRO?, y qué consecuencias tiene lo aprobado:

La jornada es la que determina el Gobierno y por consiguiente, al no estar reglamentada, su cumplimiento será una graciosa concesión a voluntad del Equipo de Gobierno, que no se podrá reclamar pues no tiene ningún soporte en que apoyarse, y lo mismo sucederá con los “excesos de jornada”.

Los premios de “fidelidad”, planes de pensiones, ayudas… con los que podemos estar o no de acuerdo en su distribución, criterio, etc… Pero lo que son indudablemente MASA SALARIAL, y, por tanto, con su eliminación ¡¡¡gana la banca!!!, que se queda con lo que es de todos/as.

Podemos estar en desacuerdo en los “manejos” y en los métodos de contratación, en poner en un mismo saco a quien ha accedido a un puesto de trabajo vía dedo, por la judicial por estar su contrato en fraude de ley, concurso publico temporal, servicio municipalizado, etc… Pero al reducir el mantenimiento del empleo a la fórmula que dice el EBEP, es prometer NADA DE NADA, es aumentar la incertidumbre de los afectados/as.

Y mientras, en la anunciada Valoración de Puestos de Trabajo que deja manga ancha al gobierno municipal para hacer y deshacer a su antojo, se mantiene ligada su aplicación al año próximo con la promesa de incrementar como mínimo el 2% de la masa salarial + el 4% aproximadamente consolidable para la Policía Local de manera individualizada. ¿No nos encontraremos detrás de esas promesas próximamente la sorpresa de su imposible cumplimiento por “imperativo legal” y por carecer de soporte presupuestario?

Ante esta complicada situación nosotros llamamos a la plantilla a debatir, aclarar que es lo que ocurre y decidir qué medidas tomar. Porque antes del amanecer vienen las horas más negras.

El jueves 21 de abril de 2016 os invitamos a una ASAMBLEA GENERAL que convocamos a las 14:00 horas en el Salón de actos de la Casa de la Cultura

“REFORMA” DE LOS AYUNTAMIENTOS: LA AMENAZA SIGUE

En el último Pleno se aprobó una moción del alcalde que demuestra que el proceso de “reforma” de la administración local, es decir de desmantelamiento de los servicios públicos con las consecuencias que ello tiene para trabajadores y ciudadanos, sigue adelante.

Muy lejos de las promesas hechas antes de las elecciones municipales y autonómicas de “suspender” o “aplazar” su aplicación, la amenaza de esta reforma de los ayuntamientos sigue pendiendo sobre nuestras cabezas. La “reforma” deriva de la aprobación de una ley el pasado año 2013. En la moción, camufladas entre 52 peticiones más al Gobierno de España y al de la Comunidad de Madrid para “transformar Torrejón”, el alcalde pide:

  • “Asunción de las competencias de Educación por parte de la Comunidad de Madrid y hasta entonces aumentar las inversiones de mejoras en los centros públicos de la ciudad”
  • “Asunción de las competencias de Servicios Sociales por parte de la Comunidad de Madrid”

ANTE LA MOCIÓN DE ALCALDÍA SOBRE ACUERDOS LABORALES

El equipo de Gobierno propone hoy una «moción» al Pleno solicitando el apoyo a una declaración de intenciones, que jurídicamente no comprometen a nadie.

Moción: «Acuerdo de la Cámara o uno de sus órganos que expresa una afirmación, deseo o petición dirigida a alguno de los restantes órganos, normalmente el Gobierno, y que constituye uno de los instrumentos de control de éste.»

Ese es el concepto de moción y su fuerza normativa no vincula para nada al órgano que lo aprueba. Se puede presentar una moción y aprobarse que las vacas vuelen, o lo que se nos ocurra. El fundamento de validez de las normas jurídicas se encuentra en el hecho de que estas sean efectivamente reconocidas y observadas como tales por los correspondientes sujetos imperados, de esta manera, para que una norma jurídica valga, es decir para que exista y obligue, tiene que acontecer un hecho bien preciso..

¿Qué dice el Real Decreto 2568/1986, que aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales en su artículo 82 .2? Que «En el orden del día [del Pleno] sólo pueden incluirse los asuntos que hayan sido previamente dictaminados, informados o sometidos a consulta de la Comisión Informativa que corresponda», por tanto lo que ahora se somete al Pleno del Ayuntamiento es simplemente un brindis al sol, ante el que se pide unanimidad porque «estos procesos son de tal complejidad de llevar a cabo… que requieren desde sus primeros pasos de un consenso entre todos los sindicatos y partidos políticos…», pero no se explica por qué se requiere ese consenso, ni en que norma se fundamenta. No es ni más ni menos que una reedición del engaño que vendieron hace 3 años, cuyo posible fracaso pretenden achacar a quien ni tiene responsabilidad de gobierno, ni suficiente representatividad sindical.

¿Y dónde está el expediente? No existe, porque como señalábamos antes, al no ser un acto que vincule a las partes, no se puede pedir su cumplimiento. Y no existiendo expediente es lógico que no exista consignación presupuestaria para cumplirlo.

Por lo demás, el Sr. Alcalde tendrá que explicar cómo piensa sortear las limitaciones legales que ha impuesto su gobierno nacional a la ampliación de plantillas y contratación de nuevo personal… en especial la consolidación de personas que han accedido a sus puestos sin un procedimiento legal.

Lamentamos con rabia que se apele a la precariedad de muchos/as compañeros/as para ambiguamente entrever promesas de imposible cumplimiento, al tiempo que nos apena que se juegue con su angustia para obtener unos mezquinos votos.